RETURN TO ROOTS O COMO LLENAR LA RAZZMATAZZ UN MARTES POR LA NOCHE

Ya hacía días que se sabía de esta especial gira en recuerdo del álbum “Roots” que precisamente fue el que cerró una época en el grupo Sepultura. Para ello estarían acompañados de sus compañeros en Cavalera Conspiracy, Marc Rizzo y Johnny Clow.

Una oportunidad única para los que como yo, no pudieron vivir de pleno aquella época, en la cual se unió el Metal con sonidos exóticos y una percusión no tanto convencional. A mí personalmente, fue uno de los álbumes que me llevó de pleno a escuchar este tipo de música tan alejado de aquellos “grupos Disney” que escuchaba en aquel entonces. Sí, parece muy bestia, pero fue de un día por el otro.

Para amenizar la espera no podía haber mejor telonero en todo el Estado… CRISIX!! La sensación estatal, recién llegada del tour europeo junto a Suicidal Angels que precisamente pasó no hace ni un mes por nuestras tierras, afrontaba las tres datas en España de la gira organizada por la gente del Resurrection Fest.

Muy puntuales salían al ritmo de  ”Conspiranoia” este trallazo que abre su último trabajo, con todos ellos muy entregados y conectando con el público, sobretodo el guitarrista Busi, que salió como si no hubiera un mañana. Tenía gente al lado que nunca antes había escuchado a los de la Conca, y comentaban fascinados los cambios de voz tan acertados de Juli.

Luego llegarían canciones de la talla de “Journey Through the Fire”, “In Your Fuckin Face” y por sorpresa muchos, una de las piezas que en días como estos das por hecho que no van tocar, “Frieza the Tirant”, no se olvidaron tampoco de “Agents of MOSH” que recordamos que la sacaron en su re-edición de “The Menace”. Final apoteósico con sus temas estrella “Bring Em To the Pit”, “The Great Metal Motherfucker” y la indispensable “Ultra Thrash” que ponía la brocha de oro a un grupo que nuevamente se llevó de calle a la gente.

Realmente tienen un futuro por delante que seguro que hará de ellos uno de los referentes a nivel europeo. Lo tienen todo: calidad musical, carisma, humildad y ganas de comerse el mundo. No en vano los ponen en eventos de semejante importancia. Me imagino al acabar el último tema los Cavalera y compañía mirándose en plan “¿y ahora qué hacemos?”

Tras una pausa algo excesiva, salían en el escenario de la Razz 1 tras una sonora ovación los protagonistas de la noche a ritmo de “Roots Bloody Roots” con la gente desbocada, dando botes adelante y atrás coreando la canción. El mejor inicio que he visto hasta día de hoy, no hay duda! Desde arriba, Max parecía más que sorprendido por la conexión de la gente. Cogió el Berimbau y empezó “Attitude” todo un himno que fue muy celebrado. “Cut- Throat” pondría mucha energía encima del escenario, con Rizzo moviéndola cabeza sin pausa. La voz de Max quizá no está en su mejor momento, pero creo que la gente exagera cuando dicen que no da para más. Él mismo es consciente de ello, y por eso hace mucho más participe al público. Sin Carlinhos Brown por la sala, llegaba el turno para “Ratamahatta” con Rizzo, Max y Chow saltando con mucho ánimo.

Por cierto, las rastas de Max son para flipar un poco, el día que se quiera quitar aquello, va a tener un poco de faena extra. Fue de las más cantadas por los seguidores, sobre todo en las partes que en la versión original canta el antes mencionado C. Brown.  “Breed Apart”, “Spit” y “Dusted” pondrían un poco de pausa y por fin llegaba el momento de respirar sin que se te echara encima gente por todos los lados. Como percusionista que soy, me encantó el momento en el que Max e Igor quedaron solos y se pusieron a hacer unos ritmos más que bailables, tuve unas ganas increíbles de subir ahí arriba y añadirme, pero evidentemente no pudo ser jeje. “ Itsári” , “Ambush2 y “Endangered” nos recordaban que estaba llegando el final. Max también nos haría partícipes de “Dictatorshit” que por el título ya podéis intuir un poco de qué va. Llegarían muy por sorpresa un par de covers.

La primera sería “Policia”  de sus compatriotas TITAS, y “Ace of Spades” en la que el señor Cavalera cogió el micro muy desbocado, dejando A Rizzo como único responsable de la guitarra. Luego llegaría “Roots Bloody Roots” de nuevo, pero esta vez bastante más acelerada y destructiva. Ovación de gala para estos cuatro cracks que cumplieron de sobras con las expectativas. Al salir a fuera, cruce de opiniones por parte de la gente. La mayoría estaban más que satisfechos, otros comentaron que “algo flojo” y luego ya otro extremo “menuda estafa”, que por Dios, para decir eso una de dos: o eres hater total o bien quieres llevar la contraria. Al menos yo así lo veo. Personalmente, disfruté muchísimo de este evento, y creo que esta gente aún tiene mucho que decir y aportar. Se demostró que ellos llevan el auténtico espíritu de Sepultura, y no esa banda que se ha montado Andreas Kisser.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s